Mantenimiento de sifones

Los sifones son los encargados de detener los malos olores que proceden de los desagües, no obstante, estos malos olores pueden proceder del propio sifón. No son más que cañerías formadas por una cañería en forma de “Uno” invertida. Esta tiene un de sus extremos sumergidos en un líquido, que elevándose por un tubo a mayor altura que su superficie, desagua por el extremo contrario.

El sifón funciona de manera correcta al permanecer pleno de líquido, puesto que el peso de este en la rama del desagüe es la fuerza que hace ascender el fluido en la otra rama.

Netjet® recomienda las labores de mantenimiento de sifones, ya que su mal estado provoca humedad y puede causar filtraciones, porque al atascarse no evacua bien el agua al exterior. Desde nuestro equipo le ofrecemos un servicio de limpieza y mantenimiento periódico de sus sifones, que evitará obras innecesarias para la reparación de las averías derivadas.

Tareas más comunes de mantenimiento de sifones

Sifones

El servicio de mantenimiento y/o limpieza de sifones es uno de los más comunes. Como decíamos más arriba, un sifón es una tubería en forma de uno invertido. Para proceder a limpiarla basta con introducir una manguera por uno de los extremos. La limpieza se lleva a cabo con agua a presión. Tras esta operación se abre el tapón de registro contrario para comprobar que no hay ningún residuo en el sifón.
Los contratos de mantenimiento suelen incluir una limpieza de sifón al año. Salvo excepciones, esto debería ser suficiente para mantenerlo en buenas condiciones y evitar males mayores.

 

Para llevara a cabo cualquiera de los servicios descritos, cuenta con la experiencia y el equipo de profesionales de NetJet. Pide un presupuesto sin compromiso.